Viva Leer

Cuentacuentos de voluntarios Copec en San Joaquín

Publicado el: 6 septiembre, 2012 por: vivaleer en: Bibliotecas Viva Leer.

Un grupo de voluntarios de Copec —después de un taller de animación lectora— realizó cuentacuentos a niños de la escuela Ciudad de Frankfort en la comuna de San Joaquín. Los protagonistas fueron libros de Oliver Jeffers y Satoshi Kitamura. El resultado de esta experiencia nos la cuentan dos bibliotecarias de esta escuela: “Con risas y aplausos, los niños disfrutaron de historias que recordarán”.

Por Isabel Poblete y Beatriz Mackay-
Escuela Ciudad de Frankfort, San Joaquín.

¿Qué tiene de especial leer un cuento a otros? Pues de seguro los voluntarios de Copec hoy lo saben mejor que nadie. La atmósfera que lograron crear durante el relato de las historias fue tan agradable que lo que inicialmente iba a ser la lectura de un par de libros se transformó en una exitosa “maratón de cuentos”, dirigida a niños de 2° y 4° básico.

CuentaCuentos from Viva Leer on Vimeo.

Para elegir qué libros contar, los voluntarios pudieron optar por títulos que previamente seleccionamos para ellos, pensando en el público de la jornada: niños de 7 a 10 años. La mayoría eran libros de autores súper estrella de la literatura infantil. En la biblioteca se leyeron  cuentos de los siempre queridos Anthony Browne, Oliver Jeffers y Satoshi Kitamura, entre otros.

Algunos más nerviosos, otros más decididos, los voluntarios leyeron a un grupo de niños atentos y participativos. Al inicio de la maratón, y a lo largo de toda la jornada, los niños mostraron un alto interés y asombro por las historias contadas. Con risas y aplausos espontáneos, disfrutaron de historias que recordarán y que podrán encontrar en las estanterías de la biblioteca.

Es difícil encontrar puntos negativos, pero creemos que faltó generar una conversación con los niños después de las lecturas; crear un momento de reflexión. Por supuesto, esto se debió a que se trató de una actividad inicial para los voluntarios y además hubo poco espacio y tiempo. De todas formas, para ser el primer acercamiento de los voluntarios tanto a los libros álbum como a los niños de la escuela, la actividad vista desde todo los ámbitos resultó un verdadero éxito y logró motivar incluso a la comunidad, la directiva y a los profesores de la escuela.

Al final de la jornada, los voluntarios nos preguntaban curiosos: “¿Realmente se portan así de bien los niños?”, pues sí, porque disfrutan la lectura y se han convertido en los que más aprovechan las actividades de la biblioteca. A los que estuvimos ahí, ese día nos dejó una sonrisa dibujada en la cara, además de las ganas de seguir haciendo este tipo de encuentros que nos permitan compartir realidades diversas y construir un vínculo de afecto y apertura, a través del simple —pero imprescindible— acto de leer cuentos.

Voluntario Copec realizando una animación lectora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *