Viva Leer

Los escritores están vivos: El paso de Chascas Valenzuela por la sexta región

Publicado el: 6 noviembre, 2016 por: vivaleer en: Bibliotecas Viva Leer.

El escritor chileno José Ignacio Valenzuela visitó las bibliotecas Viva Leer de Doñihue y Pichidegua, cautivando a estudiantes y profesores con sus ideas, su gusto por la lectura y su pasión por escribir.

Por Daniela Branada

La gira de “El Chascas”, apodo que tan bien le queda, estuvo marcada ante todo por su buen humor. Una vez que entró a cada biblioteca, rápidamente se sintió como en casa, poniendo especial atención en los libros y en el espacio. Luego, al enfrentarse a los estudiantes, como por arte de magia captó la atención de cada uno de ellos que con carcajadas expresaban su interés en este escritor que solo pretendía entretenerlos y pasar un momento agradable con ellos.

Hablando de su particular abuela fue que comenzó cada sesión, con descripciones divertidas de ella, de su peinado estrafalario, la  minifalda que usaba, el lunar pintado en la cara que cambiaba de lugar según su estado de ánimo, comenzó a relatar su vida de niño, la “ñoñez” por el estudio, los libros y su paso a convertirse en escritor.

Cada anécdota, cada palabra que les regaló a los estudiantes estuvieron impregnadas de candidez y experiencias personales con la lectura, hasta llegar a un punto en que les aconsejó no sentirse mal por dejar de lado un libro que no les gustó, pero que siempre les den una oportunidad de conocerlo, y aprender a dejar a un lado los prejuicios que existen en relación a los supuestos “libros fomes”.

Hacia el final de cada visita respondió preguntas, muchas de ella relacionadas con su trabajo de guionista de teleseries, otras sobre su inspiración o libros favoritos, y unas más tímidas sobre su proceso creativo.

Sin duda José Ignacio lo pasó muy bien en esta gira por todo Chile, pero mucho más significativo fue para los estudiantes que lo escucharon y pudieron darse cuenta de que los escritores “están vivos” que su trabajo está hecho con dedicación y cariño y que cada uno es libre de leer lo que se le antoje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *