Viva Leer

Michel Deb y Martín Muñoz Kaiser conversaron sobre ciencia ficción con estudiantes porteños

descarga
Publicado el: 3 mayo, 2017 por: vivaleer en: Bibliotecas Viva Leer.

Cada uno ha publicado más de cinco títulos, todos relacionados con la fantasía y la ciencia ficción. Deb y Muñoz Kaiser llevaron hasta la Escuela América de Playa Ancha sus mejores armas para inocular el virus de la lecturas, pero no contaban con que un grupo de estudiantes los desafiaría de tal forma, que una charla a priori anodina, iba a terminar con una modificación muy interesante en el plan de lectura complementaria.

Cuando los estudiantes de una escuela municipal tienen la posibilidad de sentarse cara a cara con un escritor profesional las cosas cambian. Cambia su semblante, cambia su disposición y cambia, aunque esto no lo sabemos, solo lo intuimos, el modo de enfrentarse a los libros. Para celebrar el Día Internacional del Libro y el Derecho de Autor asistieron dos escritores a la Escuela América de Playa Ancha para dialogar sobre literatura y ciencia ficción: Michel Deb y Martín Muñoz Kaiser.

El escenario fue la biblioteca “En un mar de libros” y la invitación fue cursada por su encargado, Héctor Souza, quien años anteriores ya había invitado a Michel Deb a un par de encuentros. “A los chicos les encantó, hacían preguntas como locos”, me había dicho Héctor, quien ofició de presentador y moderador. En esta oportunidad se acopló Muñoz Kaiser, con quien armaron una dupla fenomenal, y quienes generosos respondieron hasta la última duda que asomó aquella mañana del 26 de abril.

Michel Deb es informático, ex guitarrista de la banda La Recoleta y escritor. Su primer libro publicado fue La montaña de hierro, un puñado de relatos breves de ciencia ficción y fantasía, con toques de terror y misterio. Para Deb el gusto por la lectura está directamente relacionado con su abuela. Ella permitió el disfrute de sus primeros libros y entre ellos les tiró flores a Edgar Allan Poe, los hermanos Grimm, Isaac Asimov y Roberto Louis Stevenson. Pero también fue tajante: “Si un libro no les gusta, no se obliguen a leerlo”. Menos mal que a esa hora todavía no llegaba ningún profesor, si no hubiera quedado con los pelos de punta y mucho para pensar.

Lo de Martín Muñoz Kaiser, diseñador gráfico y escritor, también es pura garra y dedicación. Premunido de un pendón que anuncia su título El martillo del Pillán (Editorial Forja) contó a los jóvenes lectores sobre el valor y la escasa difusión de los mitos locales. Estudioso en la materia contó que pare escribir este libro estuvo más de cuatro años investigando sobre la cultura de los pueblos indígenas del sur del continente.

Las preguntas, tímidas y algo repetidas en un comienzo, versaban sobre la inspiración. Una y otra vez los presentes querían saber de dónde habían aparecido todas esas historias fantásticas. Deb dijo que la inspiración era relativa y que a él le gustaba prender la televisión cuando no tenía ideas de las que echar mano o sencillamente buscar en internet fotografías y a partir de ellas escribir. Muñoz Kaiser habló de joysticks y videojuegos y los relatos que allí están presentes. Con esa declaración más una finta en su cabello ya tenía al auditorio en su bolsillo.

La maldición Forttia, de Michel Deb y el ilustrador Chris Fattori es otro libro que salió a relucir, así como Los sueños de GN-I (Austrobórea), el cual causó sorpresa entre los jóvenes por el diseño de su portada. En tanto, Evento Z de Muñoz Kaiser desvió la conversación hacia los zombies y su presencia en la narrativa actual y en las series de televisión. Atrás los nervios iniciales, un audaz alumno confesó que estaba escribiendo sobre humanos que parecían animales y animales que parecían humanos. Aquí la temática entró en un hondo debate filosófico, que seguramente los escritores no esperaron. ¿Cambiará en algo la trama de ese libro en gestación?

Hubo un espacio final donde los mismos asistentes les recomendaron libros para leer a Deb y Muñoz Kaiser. Los menos correspondía a libros del plan de lectura de la escuela y para sorpresa de ellos los más eran lecturas situadas en los márgenes, pero muy cerca de sus corazones, pues las recomendaban con bastante esmero.

IMG-20170426-WA0002_edit

Lo que no saben los escritores es que uno de sus libros acaba de ser agregado al plan de lectura complementaria gracias a la mediación de Héctor, el encargado de la biblioteca. Tal vez en un próximo encuentro el auditorio sea mayor y las preguntas mucho más calibradas. La lectura en el puerto de Valparaíso es cosa seria.

 

Un vistazo al booktrailer de Los sueños de GN-I, de Michel Deb:

 

Un vistazo al booktrailer Evento Z, de Martín Muñoz Kaiser:

Deja un comentario