Viva Leer

Se cierra un ciclo en la biblioteca “El jardín del libro” de Pucón

destacado-amarillo
Publicado el: 15 mayo, 2017 por: vivaleer en: Bibliotecas Viva Leer.

La Asistente Técnico de Fundación La Fuente que acompañó durante dos años los primeros pasos de la biblioteca de la Escuela Municipal Los Arrayanes de Pucón narra en primera persona lo que fue esta experiencia. Cómo con trabajo y dedicación un espacio fundamental dentro del sistema escolar puede transformarse en un eje de compañerismo, diversión y acceso a la literatura.

Por Sandra Peralta

El año 2014 la Escuela Municipal Los Arrayanes de Pucón ganó el proyecto Viva Leer, con el cual se implementó la biblioteca El jardín del libro. Desde entonces no sólo el espacio se transformó, sino también la vida al interior del establecimiento; la biblioteca pasó a ser un lugar de tránsito continuo de la comunidad escolar en donde se han compartido variadas vivencias.

En un sitio privilegiado, con amplios ventanales que dan hacia el hermoso paisaje montañoso de la cordillera, revestida en madera y siempre acogedora con su luz, colores y aromas, la biblioteca se ha transformado en uno de los sitios favoritos de los niños, lo cual se evidencia a la hora del recreo, cuando la biblioteca se llena de vida. A los niños les gusta ir a leer, a compartir con los amigos, a jugar juegos de salón, a descansar, a ayudar a la tía Amalia, a pintar o a pasar el frío en los largos meses de invierno.

Biblioteca

La biblioteca florece con los niños que participan de ella; es que todos la conocen porque desde pre kínder a 8° básico la visitan todas las semanas para compartir cuentos y poesías con el “tío cuentacuentos”, el actor Marco Monsalve, que tras cuatro años de trabajo sistemático en el establecimiento ha logrado encantar a los niños y jóvenes con la literatura, los ha hecho viajar en el tiempo y en el espacio, soñar, reír, sufrir, querer y odiar y, principalmente, aprender a apreciar la literatura como un tesoro de la humanidad.

Por ello no fue sorprendente encontrarse en la despedida de la Asistencia Técnica de Fundación la Fuente con niños cuentacuentos, poetas y conscientes del proceso que han vivido en este tiempo. Niños con opinión propia y capacidad crítica, en un ambiente de escucha respetuosa hacia sus compañeros. Todo lo que han podido poner en práctica tras años de animación lectora continua en la biblioteca, gestión que ha sido posible gracias al visionario equipo directivo de la institución que promueve esta práctica y la ha integrado al currículo de sus estudiantes.

Pucón

Con niños y niñas de todos los cursos presentes, el equipo directivo, las profesoras del departamento de lenguaje, el equipo de biblioteca y las representantes de nuestra fundación, se hizo un recuento de los logros alcanzados durante el periodo, destacándose la biblioteca por su funcionamiento, el compromiso de la escuela y la responsabilidad con la que la Encargada de Biblioteca, Amalia Salazar, ha asumido la tarea, lo cual se nota que hace con cariño en cada detalle. La decoración, el orden y el cariño con el que trata a todos sus usuarios hacen que hoy en día sean muchos los niños que quieren seguir sus pasos y tenga muchos ayudantes que deben anotarse para hacer turnos de colaboración en la biblioteca.

Las profesoras reconocen que ha sido un aporte, destacan la calidad de la colección entregada con el proyecto y la integración de nuevas estrategias evaluativas que, combinadas con la lectura complementaria,  han hecho que los estudiantes se motiven más por leer.

Jardín

Para la encargada de biblioteca, Amalia Salazar, “el proyecto Viva Leer ha sido un gran aporte para la escuela Los Arrayanes y para la comunidad, ya que es la única biblioteca escolar de la comuna que está abierta a la comunidad. Tanto los niños cómo los adultos hemos disfrutado de la biblioteca ya que cambió su imagen, el ambiente, todo para hacer de la lectura un lugar agradable y cercano para desarrollar la imaginación, los sentidos, aromas, colores y texturas que nos entregan los libros. Yo en lo personal estoy muy contenta ya que me ha permitido poder entrar en un mundo desconocido para mí y poder tener una visión más amplia de las cosas.

Hoy siguen en camino sin el apoyo de Fundación la Fuente, cumpliendo un ciclo en el cual fueron entregadas las competencias básicas para la gestión bibliotecaria y el fomento lector. Estamos satisfechos con la labor realizada, seguros que este jardín florecerá y que más temprano que tarde, los frutos madurarán y traerán consigo semillas para nuevos lectores en la comuna de Pucón.

Deja un comentario