Viva Leer

Entre almácigos y libros: visita de voluntarios Copec a la escuela Reino de Dinamarca

Publicado el: 5 octubre, 2017 por: vivaleer en: Bibliotecas Viva Leer.

El pasado 30 de agosto, un grupo de voluntarios, concesionarios y trabajadores de Copec llegó a la localidad de Pataguas Orilla, ubicada en la comuna de Pichidegua (Región Libertador General Bernardo O’Higgins) para compartir con los niños y niñas de la escuela Reino de Dinamarca. Los voluntarios trabajaron en conjunto con el taller de medio ambiente de la escuela en la creación de un huerto escolar.

dav

Equipo de voluntarios Copec con los niños de la escuela Reino de Dinamarca (Pichidegua)

Almácigos de la época como tomates, lechuga, ciboulette, apio, caléndula y ají fueron plantados en el huerto de la escuela mientras niños y niñas del taller compartían su experiencia incipiente en el cultivo de plantas y hortalizas, a la vez que conversaban con los voluntarios sobre la vida en su localidad.

Mientras en el patio de la escuela el huerto se iba formando, en la biblioteca Viva Leer de la escuela voluntarias realizaban una sesión de animación a la lectura con un grupo de alumnos del 5º año básico. Las lecturas escogidas fueron La peor señora del mundo de Francisco Hinojosa y Willy y Hugo de Anthony Browne. Ambos libros, aunque ya conocidos por los niños, captaron totalmente su interés especialmente por la dedicación con que Aida, Sandra y María de los Ángeles iban narrando las historias. Cada página e ilustración servía como excusa para dialogar en torno a situaciones cercanas a los niños.

En el caso de La peor señora del mundo, los alumnos comentaban por qué alguien puede llegar a ser malvado, cómo se puede lidiar con personas que actúan mal y cómo ellos habían actuado imaginando que eran parte de los personajes del libro. En cuanto a la conversación en torno al libro Willy y Hugo que trata sobre la diversidad y la amistad como complemento sirvió para apreciar nuevos puntos de vistas frente a las problemáticas que a veces surgen entre un grupo de compañeros.

Los alumnos se expresaban con confianza, escuchaban las opiniones de las animadoras a la lectura y las del resto de los compañeros en un clima agradable propiciado por la lectura. Por su parte, los integrantes del grupo de medio ambiente quedaron contentos y orgullosos de su trabajo y se comprometieron a cuidar del huerto de la escuela, esperando que, con la llegada de la primavera, ese pequeño espacio verde pueda sumar nuevas verduras, hortalizas y flores.

dav

Voluntarias de Copec leyendo cuentos

Este encuentro entre voluntarios y alumnos generó actividades diversas, por un lado, una entretenida y cercana sesión de animación a la lectura y, por otra, una valiosa instancia para cultivar huertos en espacios comunes con la participación temprana de niños y niñas.

Deja un comentario