Viva Leer

Día Nacional del Bibliomóvil: Un largo anhelo de la familia “bibliomovilera”

destacado-bibliomovil
Publicado el: 17 octubre, 2017 por: vivaleer en: Reportajes.

Álvaro Soffia es el coordinador de Fomento Lector del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas, la entidad que lidera la Red de Bibliomóviles de Chile. En esta entrevista cuenta cómo se gestó esta celebración y por qué es tan importante el rol que cumplen los bibliomóviles en el territorio nacional.

¿Por qué se decide conmemorar el Día Nacional del Bibliomóvil?

Esta celebración viene a cumplir un largo anhelo de la familia “bibliomovilera” y busca dar a conocer el trabajo de los servicios de biblioteca móvil en Chile; visibilizar y poner en valor el trabajo de los bibliomovileros; y difundir la nueva página web de la Red de Bibliomóviles de Chile entre las comunidades. Su principal objetivo es fortalecer el trabajo de la Red de Bibliomóviles de Chile.

¿Por qué son necesarios y qué necesidades suplen los bibliomóviles?

Los Bibliomóviles cumplen con la misión de acortar las brechas de acceso a la lectura y la cultura en nuestro territorio, buscando incorporar a todos los ciudadanos y ciudadanas por igual, tanto a la construcción como a los beneficios del desarrollo, independientemente del lugar donde vivan. Parafraseando el popular dicho: “si la gente no va a la biblioteca, la biblioteca va hacia donde está la gente”.

Las localidades rurales de Contulmo son visitadas por Roberto Grollmus, encargado de bibliomóvil y mediador de lectura.

Las localidades rurales de Contulmo son visitadas por Roberto Grollmus, encargado de bibliomóvil y mediador de lectura.

¿Cómo se han transformado las bibliotecas públicas al trabajar a la par con bibliomóviles?

Las bibliotecas que han implementado Bibliomóviles se ven potenciadas debido a que pueden llegar a más población dentro de su comuna. Además, suelen llegar a los lugares más apartados. En muchos de los casos atienden personas que ni siquiera sabían de la existencia de una biblioteca pública en su comuna.

Lo más palpable es el aumento del préstamo de material bibliográfico, pero el impacto del bibliomóvil no se reduce a eso, por cuanto suelen realizar labores de apoyo al rescate del patrimonio local, conmemoración de efemérides y celebración de fiestas típicas, realización de exposiciones itinerantes y, por supuesto, actividades de animación lectora, entre muchas otras, con lo cual refuerzan la misión de la biblioteca pública en su comunidad.

Si pudieras hacer un mapa y una caracterización general de las personas que manejan y atienden los bibliomóviles, ¿cómo los/las describirías?

Son personas muy proactivas, positivas y muy perseverantes. No se rinden fácilmente ante los obstáculos (ya sean de la naturaleza y de carácter administrativo) y demuestran gran esfuerzo por cumplir con su itinerario, porque saben que de alguna manera hay un grupo de personas que los está esperando, ya sean escolares, ancianos o trabajadores. Son personas que valoran y agradecen las características de su trabajo, recibiendo constantemente el aliento que significa el reconocimiento de parte de sus comunidades mediante pequeños gestos, puede ser un café o un té en medio de la lluvia, los dibujos de un curso entero o el simple alboroto que se genera cada vez que llega el “tío de los libros”. Cabe destacar que muchos de ellos comenzaron trabajando como conductores y con el tiempo, sumado al apoyo de instituciones públicas y privadas, se han ido capacitando en estrategias de fomento de la lectura, hasta el punto de convertirse en verdaderos y apasionados mediadores de la lectura.

Siete años lleva Carlos Mendiboure trabajando en el bibliomóvil de Lebu.

Siete años lleva Carlos Mendiboure trabajando en el bibliomóvil de Lebu.

¿Qué falta para fortalecer la red de bibliomóviles a nivel nacional?

Es nuestra convicción que para fortalecer la red a nivel nacional debemos concentrar los esfuerzos en las redes regionales. Es por eso que en este bienio estamos trabajando en el fortalecimiento de la asociatividad regional. Es decir, en la constitución de Redes Regionales de Bibliomóviles en las regiones que cuenten con diversos servicios. La idea es que de esta manera puedan reunirse cada uno o dos meses (y no cada dos años). Además, al compartir un territorio, comparten problemáticas y sus soluciones, por lo que el intercambio de experiencias se hace mucho más fluido. Existen dos instancias de encuentro, una para el trabajo y la capacitación; el otro para las actividades con la comunidad mediante caravanas, exposiciones y acciones de fomento lector realizadas en conjunto por todos los servicios de una región.

Actualmente existen tres redes constituidas: Los Ríos, que desde sus orígenes ha trabajado con ese modelo;  la Araucanía, que dio el paso al frente en 2016; y el Biobío, de reciente creación. Además, se está trabajando en las redes de las regiones del Maule y Metropolitana.

Sin duda, esto no es lo único, sino que también estamos trabajando en la automatización del préstamo (equipamiento tecnológico), renovación de las colecciones (material bibliográfico) y formación de mediadores (capacitaciones), entre otros factores que apunten a fortalecer la red.

¿Qué rol juegan organizaciones privadas en el desarrollo de proyectos de bibliomóviles?

Las organizaciones privadas pueden jugar (y han jugado) un rol fundamental en el desarrollo de proyectos de Bibliomóviles, desde su planificación inicial e implementación hasta su seguimiento y evaluación. Sin ir más lejos, muchos Bibliomóviles de la Red fueron implementados gracias a aportes privados, los que no se han limitado a su puesta en funcionamiento, sino que han continuado a través de un estrecho acompañamiento, generando instancias de capacitación y apoyo constante a la labor que realizan los bibliomovileros. En ese sentido, hay otras regiones que están siguiendo el ejemplo y han comenzado a establecer  alianzas con organizaciones privadas locales para implementar proyectos de biblioteca móvil. Todo lo anterior demuestra la importancia de trabajar unidos por un objetivo común.

Daniel Arenas, encargado y mediador de lectura de Bibliomóvil de Teno.

Daniel Arenas, encargado y mediador de lectura de Bibliomóvil de Teno.

¿Cómo proyectas la realidad de los bibliomóviles a futuro?

Esperamos que año a año contemos con más servicios de Bibliomóviles en el país. Creemos que es un momento propicio para llevar los beneficios del desarrollo a todos los “rincones” del país y dejar de concentrar las políticas culturales en la capital. Si consideramos que actualmente cada región está elaborando sus Planes Regionales de Lectura, creemos que estamos ante una gran oportunidad para que la cobertura territorial sea una de las prioridades destacadas en cada uno de ellos.

Además, confiamos que la nueva institucionalidad cultural traiga aparejada la posibilidad de contar con mejores herramientas de financiamiento para la creación y, algo muy importante, la mantención de los servicios de biblioteca móvil. Y, por qué no, ojalá contar con recursos para potencia la mediación de lectura en terreno. En el corto plazo, esperamos realizar el 4to Encuentro Nacional en 2018 y consolidar el trabajo regional mediante las Redes Regionales de Clubes de Lectura.

Deja un comentario