Viva Leer

Cuatro libros para aprender idiomas en las vacaciones

Publicado el: 5 febrero, 2018 por: vivaleer en: Reportajes.

Las vacaciones pueden ser el minuto perfecto para aprender una nueva lengua, ya sea por motivos funcionales al emprender un viaje, o simplemente por curiosidad estética. Para lo primero, probablemente lo mejor sea tomar un curso en una academia de idiomas o por internet, pero si lo hacemos por lo que llamo “curiosidad estética” -es decir por el interés de conocer cómo la humanidad, en las diferentes culturas, ha inventando sus propios códigos poéticos para nombrar el mundo- los libros pueden ser una excelente alternativa.

Por Isabel Casar.

El primer libro que recomendaremos es un rescate doble: Speak Italian (Bruno Munari, Chroniclesbooks, 2005). Este libro –“un suplemento al diccionario italiano”-  ilustra el dicho “para amordazar a un italiano sólo tienes que amarrarle las manos”, tomando diferentes expresiones de la lengua y las acompaña de fotografías del gesto en cuestión. Por ejemplo: Todo bien (OK).

Portada y OK de Bruno Munari Fuente: http://www.ganzomag.com

Portada y OK de Bruno Munari
Fuente: http://www.ganzomag.com

En 1958, nuestro querido Bruno Munari  publica una primera edición no comercial de esta obra, haciendo referencia a un libro de 1832, del arqueólogo y etnógrafo italiano Andrea de Jorio (1769-1851), titulado La mímica degli antichi investigata nel gestire napoletano (La mímica de los antiguos investigada en el gesto  napolitano),  obra que intenta deducir los significados de ciertas actitudes corporales en pinturas clásicas, haciendo cruces con la gestualidad de la sociedad napolitana de su época (siglo XIX). El libro de 380 páginas de texto sólo contaba con 19 ilustraciones. Munari, crea su propia versión contemporánea, a partir de los gestos más populares, ilustrándolos con fotografías en blanco y negro. El resultado revitaliza la importancia del lenguaje corporal como un elemento intrínseco de la cultura italiana, pero a la vez, vemos como se puede comunicar o decir las cosas de muchas formas, siendo el lenguaje corporal utilizado y entendido por la mayor parte de la cultura occidental, trascendiendo épocas y fronteras. Años más tarde, en 1999 la editorial Chroniclesbooks hace el segundo rescate, lanzando el libro de Munari, tal como se vendió por primera vez en 1963, publicado por la editorial Muggiani.

Si bien Speak Italian es algo difícil de conseguir en librerías nacionales, se puede comprar a través de internet a un precio relativamente bajo (alrededor de los $12.000), reviviendo esa espera nostálgica que sentíamos antiguamente cuando esperábamos una carta o mandábamos a revelar un rollo fotográfico. De todas maneras, la espera vale la pena y es olvidada al aprender al estilo lúdico de Munari.

Otro libro para deleitar a Saussure, que rescata las particularidades de cada cultura, es Lost in translation de Ella Frances Sanders, publicado en español por Zorro Rojo y por la editorial chilena Amanuta (2017). Este libro también es una especie de diccionario, o más bien, un compilado de 52 palabras específicas de distintos idiomas que no tienen necesariamente una traducción a otras lenguas por su complejidad conceptual (al ser nociones o percepciones) a veces locales y otras universales. Por ejemplo: “El acto de acariciar con ternura el pelo de la persona que amas” se llama cafuné en portugués, o “el entendimiento silencioso entre dos personas que están pensando o deseando lo mismo (pero ninguna se atreve a expresarlo)”, los yamana le dicen mamihlapinatapai, y para los noruegos, cualquier cosa que le pongas al pan se nombra como palleg.

Lost in traslation, interior Fuente: https://www.murraymag.com

Lost in traslation, interior
Fuente: https://www.murraymag.com

Este libro que nos hace turistear por los dialectos de diferentes culturas, mostrando como sentimientos universales tienen más peso en ciertas culturas. Esto es más evidente en Lost in translation again (Libros del Zorro Rojo, 2017) una segunda parte que ahonda ya no en palabras si no en expresiones o refranes de cada país. Por ejemplo, el refrán japonés que dice “hasta los monos se caen de los árboles” para referirse que todos podemos cometer errores (muy coherente con su cultura), o “mirar crecer los rábanos desde abajo” como los alemanes, con su pragmatismo, se refieren a estar muerto. Este último libro, cuesta más conseguirlo en librerías chilenas, a diferencia del primero, que al ser publicado por una editorial chilena está en casi todas las librerías del país.

Japonés en viñetas 2, interior Fuente: http://www.deculture.es

Japonés en viñetas 2, interior
Fuente: http://www.deculture.es

Siguiendo con nuestro recorrido por libros para creerse poliglota, encontramos una serie para aprender japonés a través del manga: Japonés en viñetas (2016, versión integral), del traductor catalán Marc Bernabé, quien visitó Chile en marzo del 2017, dando una charla sobre su método en la universidad Federico Santa María. El autor, mientras vivía en Tokio, empezó a comprar mangas para perfeccionar su japonés, resultándole fácil y entretenido. El 2001 publica su primer libro y cuadernillos de actividades con gran éxito, ya que, combina la pasión por el manga (motivación para muchos para aprender el idioma) con explicaciones y ejercicios. La serie consta de 2 tomos (Japonés en viñetas 1 y 2), siendo según sus usuarios una herramienta útil para adquirir un nivel básico. Quizás, de todos los libros recomendados en este artículo, este es el que da más frutos en cuanto al aprendizaje de un nuevo idioma, y se puede encontrar con relativa facilidad en tiendas de cómics especializadas, así como por internet (buscalibre, bookdepository, amazone y hasta en plataformas tipo mercadolibre). Para el que quiera tener más información sobre esta saga de manga idiomática, tiene su propio blog.

Libro y CD Dos tigres que corren veloces Créditos: Editorial Kókinos

Libro y CD Dos tigres que corren veloces
Créditos: Editorial Kókinos

El último libro recomendado, también usa un arte para aprender otra lengua oriental: chino mandarín a partir de la música, destinado a un público infantil. El libro Dos tigres que corren veloces (He Huang, Kókinos, 2008) propone un método donde los niños pueden familiarizarse con la escritura y pronunciación a partir de ocho canciones infantiles. Acompañado de un CD, el método se basa en la repetición: primero se canta, después se lee la letra de la canción y tras eso se repiten palabras claves (incluye el tiempo de silencio para que el lector pueda practicarlo). Además, el libro incluye ejercicios de familiarización con los sinogramas (simplificación de la escritura mandarín estándar), y la traducción de las canciones al español. Lo entretenido del libro, es que además de canciones propiamente chinas, nos encontramos con melodías que reconocemos como propias (occidentales) como fray Jacobo en versión china (dos tigres) o  cumpleaños feliz. Si bien no nos convertirá en expertos, alguna que otra palabra podremos reconocer si alguna vez nos toca ir a china. Disponible en librerías nacionales.

Deja un comentario